HISTORIA

 

A finales de 1998 un grupo de profesionales de la publicidad y las relaciones públicas ve la necesidad de crear un Colegio Profesional que agrupe a todos los publicitarios y relaciones públicas de la Comunidad Valenciana con la finalidad de dotarles de un estatuto jurídico idéntico al resto de las profesiones colegiadas.

Así, los cimientos de nuestro actual colegio los constituye la Asociación Profesional de Publicitarios de la Comunidad Valenciana, asociación creada en el año 1999 con una única finalidad:

promover la creación del Ilustre Colegio Oficial de Publicitarios y Relaciones Públcas de la Comunidad Valenciana.

No fue una tarea fácil, pero finalmente, el 5 de enero de 2000, cumpliendo la normativa estatal y autónomica sobre colegios profesionales, se presentó, ante la Consellería de Justicia y Administraciones Públicas, el proyecto de constitución del Ilustre Colegio Oficial de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunidad Valenciana, que tras superar toda la tramitación administrativa y adverarse por la administración el ajuste a Derecho del expediente iniciado, desemboco en la creación de nuestro Colegio al amparo de la Ley 5/2001, de 20 de junio.

Las razones  expuestas por los promotores en el expediente calaron en la Administración, que reconoció en el preámbulo de la Ley  la incidencia que tiene la publicidad en el ámbito de la economía y en el mundo de la comunicación, su repercusión en la esfera de los derechos contitucionales de los ciudadanos, así como la existencia de una titulacion oficial del profesional dedicado a esta actividad,  razones todas ellas que justificaron el interés público en la creación del Colegio Profesional, para que esta actividad fuera ejercida por personas con una preparación específica o con dilatada experiencia profesional, velando con ello por la ética y deontología profesional orientada a una práctica de la publicidad adecuada a la especial protección que el ordenamiento jurídico le concedía a partir de ese momento.

Por todo lo expuesto, el Colegio Oficial de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunidad Valenciana es una corporación de derecho público creada por el Parlamento de la Comunidad Valenciana en su ley 5/2001, de 20 de junio, reconocida por el Estado y amparada por las leyes estatales y autonómicas de colegios profesionales, con  personalidad jurídica propia independiente de las diferentes administraciones públicas, de las que no forma parte integrante, sin perjucio de las relaciones de derecho público que pueda tener con ellas.

Corresponde por tanto al Ilustre Colegio Oficial de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunidad Valenciana la ordenación y representación exclusiva de la profesión de publicitario y relaciones públicas, y de la actividad profesional de los colegiados, así como la defensa de sus intereses profesionales dentro de los limites jurisdiccionales de la Comunidad Valenciana.

Por último, reseñar que, creado el Colegio, aun quedaba por cumplirse el mandato legal establecido en la disposición transitoria segunda y tercera de la Ley de creación que obligaba a celebrar la Asamblea constituyente del mismo, todo ello con la finalidad de aprobar los estutos definitivos, que debían regir la vida corporativa, y elegir a la primera Junta de Gobierno.

En cumplimiento del mandato legal, en Valencia, el 20 de diciembre de 2001, en el primer domicilio social que tuvo el Colegio, sito en la calle Conde de Salvatierra, nº 4-1ªplanta, tuvo lugar la celebración de la Asamblea Constituyente del Ilustre Colegio Oficial de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunidad Valenciana, en la que por unanimidad de todos los asistentes se aprobaron los estatutos definitivos del Colegio Oficial de Publicitarios y se elegió la primera Junta de Gobierno de la institución, que recayó en los siguientes compañeros:

Presidente: José Manuel Garrigues Trénor.

Vicepresidente: Enrique Quiles Renart.

Secretario: Miguel Lucas Cañabate.

Tesorero: Mauricio Ramos Fontes.

Vocal 1º: Jorge Luna Álvarez.

Vocal 2º: José Amiguet Esteban.

Vocal 3º: Ana Portaceli Aparicio.

Finalmente, por Resolución de la Secretaria General de la Consellería de Justicia y Administraciones Públicas, de fecha 11 de marzo de 2002, se declaró el ajuste a la legalidad de los Estatutos del Colegio aprobados en la Asamblea Constituyente, lo que determinó que nuestra institución iniciara, de pleno derecho, su actividad en defensa de la profesión “en igualdad de armas” y con el mismo rango que las demás titulaciones que ya contaban con colegios profesionales para la defensa de sus intereses.